Las actuaciones de los detectives privados están reguladas por Ley:

-Ley 5/2014, de 4 de Abril, de Seguridad Privada, en concreto los artículos 24, 25, 37 y 48, 49 y 50 que regulan la actividad del Detective Privado
-Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Sólo los detectives privados están exentos del deber de informar a la parte investigada de la existencia de la investigación (resoluciones E-00128/2004 y E-00778/2005 de la Agencia Española de Protección de Datos).

Además, en las investigaciones del Detective Privado la jurisprudencia hace hincapié en tres principios que han de presidir la obtención de pruebas (Sentencia Tribunal Supremo 2001), el Principio de Proporcionalidad, el Principio de Idoneidad y el Principio de Necesidad. En LUA Detectives respetamos escrupulosamente dichos principios en nuestras investigaciones.

El valor como Prueba de los informes de detectives privados, viene recogido ampliamente en nuestro ordenamiento jurídico:

  • Constitución Española de 1978.
  • Ley de 1/2000 de Enjuiciamiento Civil.
  • Ley de Enjuiciamiento Criminal.
  • Ley 36/2011 reguladora de la Jurisdicción Social.
  • Estatuto de los Trabajadores.
  • Ley 50/1980 del Contrato de Seguro
  • Código de Comercio.
  • Ley 22/2003 Concursal.
  • Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia.